Desciencia
Ni paraciencia, ni anticiencia, ni pseudociencia... cuando ciencia y no ciencia se confunden, se fusionan y la anulan...

Espero equivocarme...

Espero equivocarme y no escribir mucho en esta bitácora...

Ante todo soy escéptico. Y eso implica un profundo compromiso con la ciencia y con el método científico.

Pero estoy alarmado, veo con preocupación como las lineas que separan ciencia y pseudociencia se van difuminando, como se infiltran, mezclan y relativizan la ciencia.

Veo como aquellos encargados de velar por nosotros y nuestro destino (por ejemplo, los políticos) se sienten confundidos en un mar de conceptos e ideas irracionales con apariencia de conocimiento consolidado.

Veo como los profesores encargados de enseñar a nuestros hijos, sobrinos o futuras generaciones no tienen claros los conceptos fundamentales del mundo que han de enseñar. Y cómo el alumno no recibe las nociones básicas de la estructura de la naturaleza indispensables para discernir entre el pensamiento mágico o los actos de fe y el pensamiento basado en la experiencia y lo contrastable.

Veo como los que se autodenominan científicos han perdido el contacto con la responsabilidad y la misión que la sociedad les encomienda. Como muchos de ellos han profesionalizado su ocupación y son meras máquinas de fabricarse méritos a veces usando mecanismos poco éticos, como el de la explotación a terceros, robo de méritos, blindaje ante las críticas o trapicheos editoriales.

Veo como los profesionales de los medios de comunicación faltan a su trabajo, que es la de transmitir una información veraz a la ciudadanía y en temás de ciencia y conocimiento caen en el amarillismo, la portada espectacular, fácil, mágica y... falsa.

Veo como los profesionales del engaño, sacaperras, organizan ferias de hechicería, aparecen 24 horas al día en cadenas de televisión engañando a personas que creen que les arreglará el futuro a 6 euros el minuto de teléfono.

Veo como falsos y verdaderos médicos desvían a sus pacientes de la única medicina que tiene probabilidades de salvarles y les encaminan a un mundo de mentiras, falsos remedios, medicinas falsas, homeopáticas, hierbas y otros sacacuartos, poniendo en peligro la salud e incluso la vida de sus victimas sin que las autoridades reaccionen siquiera.

Veo que la desciencia campa a sus anchas, se difunde, lo cubre todo con un manto de confusión, sospechas, corrompe todos los estamentos de la sociedad y queda impune.

Y, finalmente, veo que el escepticismo no puede luchar contra lo difuso y amplio alcance de la desciencia...

¿Queda alguna esperanza?

20:34 | Silvernight | 6 Comentarios | #




		
 

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Documentos


Blogalia

Blogalia

© 2002 Silvernight